La version de votre navigateur est obsolète. Nous vous recommandons vivement d'actualiser votre navigateur vers la dernière version.

Cuanto tiempo debe durar una clase privada?

Posted 10/31/2018

Por Francisco De La Calleja

      A menudo me preguntan cuál es la duración óptima de una lección privada, ya sea para una sola persona o para una pareja.

         Algunos instructores afirman que una lección privada de menos de dos horas es esencialmente una pérdida de tiempo, esfuerzo y dinero. Según ellos, se necesitan al menos dos horas para supervisar la repetición de ejercicios diseñados para entrenar la memoria muscular necesaria para la ejecución del nuevo movimiento introducido en la clase.

         Estos instructores contrastan con la gran mayoría de los instructores de nuestra industria, que trabajan con el formato de curso rápido y expeditivo de cuarentaicinco minutos a una hora. En este caso, la lección termina rápidamente y el maestro seguramente le recordará al estudiante que practique antes de la próxima lección. La cantidad de práctica que se recomienda generalmente es tres horas de baile social o ejercicios frente a los espejos por cada hora de instrucción.

            Los estudiantes de baile tienen derecho a preguntarse quién les sirve mejor, el instructor del sistema "Págueme para practicar" o el del método "aprendiste algo nuevo, ahora ve y practícalo solo".

            Como de costumbre, las clases privadas son tan variadas como las metas y los objetivos de los estudiantes que las toman así que no hay respuestas absolutas.

         Aunque por lo general yo trabajo con la lección estándar de una hora, creo que hay una manera de obtener los mismos beneficios de una lección más larga, bajo ciertas condiciones.

          Una lección privada eficaz normalmente debe incluir un calentamiento, un período de evaluación, tal vez una breve revisión de los elementos que el estudiante necesita para absorber una nueva idea, seguido de una introducción concisa de todo lo que se presenta como nuevo de material. Esto debería dejar el tiempo suficiente para revisar y reforzar para asegurarse de que el estudiante pueda ejecutar su nuevo o corregido concepto, antes del final de la clase.

         Lo más importante, una lección privada debe planearse por adelantado. No importa cuánto tiempo el estudiante esté dispuesto a invertir, este será perdido si el maestro improvisa. El instructor que vende el concepto de una lección de práctica supervisada de dos horas claramente tiene en mente el bienestar de su estudiante y busca proteger su inversión en tiempo, esfuerzo y dinero.

         Pero su sistema también plantea varias preguntas: primero, si el estudiante es capaz de comprender fácilmente el nuevo material, ¿por qué la memoria muscular del estudiante necesita tanto entrenamiento? Especialmente por repetición. Y si el período de refuerzo no es una repetición simple y masiva sino una serie de explicaciones progresivamente más detalladas, ¿significa esto que la explicación inicial fue incompleta y debe mejorarse a medida que el estudiante adquiere la maestría? ¿Ocurrirá de todos modos alguno de estos dos procesos si el estudiante, por alguna razón, tuviera problemas para comprender la primera idea nueva?

         Por otro lado, hay varias realidades con las que los maestros deben trabajar en clases privadas de una hora o menos. Primero: Nadie practica tanto como quiere. Por lo tanto, para estar seguros, los maestros realistas comienzan cada lección asumiendo que el estudiante no ha practicado y probablemente no lo hará después de la clase. En segundo lugar, el cuerpo del estudiante no tendrá tiempo para aprender una nueva forma de moverse. Por lo tanto, los maestros deben enseñarlo usando los movimientos que ya conoce.

         Para que una lección corta (o larga) sea efectiva, el maestro debe introducir nuevos materiales una vez que haya comprendido el proceso de aprendizaje del estudiante. Esto se hace evaluando su experiencia, perspectiva, motivación, habilidades y canales de inteligencia. Un gran desafío por cierto, porque requiere grandes habilidades de comunicación, pero vale la pena trabajarlo. Un profesor que hace esto puede introducir nuevos elementos que son fáciles de entender intelectualmente para el estudiante, funcionales al nivel físico y que consisten en movimientos o conceptos tan intuitivamente integrados en los movimientos naturales del estudiante que no le tomará mucho tiempo de práctica para sentirse competente.

         En conclusión, una lección planificada de antemano y dada por un instructor que evalúa todos los aspectos del proceso de aprendizaje del estudiante puede ser efectiva; independientemente del tiempo empleado. El progreso será directamente proporcional al tiempo invertido. Una lección improvisada e impartida por un profesor que solo evalúa a sus alumnos bailando con ellos o viéndolos bailar puede ser insatisfactoria, sin importar cuánto tiempo dure.

¡Comparte!